Las Bahamas. El personaje de James Bond se le pegó al cuerpo como una segunda piel, Sean Connery, que murió este sábado a los 90 años, supo trascender al agente secreto para convertirse en uno de los actores más célebres del final del siglo XX.

Sean Connery, quien murió  (en paz) el pasado fin de semana, padecía demencia, según su esposa, citada por el tabloide The Mail on Sunday el domingo.

“Al menos murió mientras dormía y fue tranquilo. Estuve con él todo el tiempo y simplemente se apagó.

 

Leave a Reply