Aunque este lunes se informó que el actor Johnny Depp aceptó regresar a Piratas del Caribe y que le habrían hecho una oferta de 300 millones de dólares, la realidad es que no y su equipo se ha encargado de desmentirlo.

«Esto es inventando», fue la respuesta que su equipo de trabajo le dio a varios medios de comunicación estadounidense para de esta manera terminar con el sueño de millones de fanáticos que esperan ver a Depp como el capitán Jack, en la exitosa saga.

La realidad es que Depp aún sigue molesto luego que fuera cancelado de la franquicia por el artículo escrito por Heard donde afirmaba ser «víctima de violencia doméstica». De su lado Disney continúa muy interesado en arreglar su situación con Depp.

De esta forma se frustran los planes de los fans de ver al actor como el Capitán Jack Sparrow, igual que en las cinco películas de la saga, la última de las cuales fue «Pirates of the Caribbean: Dead Men Tell No Tales» en 2017.

Leave a Reply