“El juego del calamar” se ha posicionado como la serie más vista en las últimas semanas; incluso está cerca de convertirse en la más vista de la historia de Netflix. Sin embargo, “la venganza de las Juanas” le está pisando los talones para convertirse en los más visto de la plataforma.

La serie mexicana ya alcanzó el puesto número cinco de lo más visto a tan sólo 10 días de su estreno, no sólo en países hispanohablantes. Aunque el drama surcoreano aún mantiene el liderato actual, pero poco a poco disminuye la cantidad de público que la elige.

¿De qué trata La venganza de las Juanas?

La nueva versión de la novela de 1997, esta vez en formato de serie, se estrenó el 6 de octubre en Netflix. Fue escrita por Jimena Romero, quien retoma la historia original de su padre, el fallecido guionista y escritor Bernardo Romero.

Protagonizada por Renata Notni, Zuria Vega, Oka Gines, Juana Arias y Sofía Engberg, la serie cuenta con 18 capítulos de 40 minutos.

La historia original, en la que cinco mujeres descubren que son hijas del mismo hombre, tenía elementos de realismo mágico y mucho humor. En esta sigue habiendo magia a través de Juana Bautista (Sofía Engberg), una chamana maya, pero el giro es hacia el suspenso, el género favorito de la escritora.

Como en la original, las Juanas comparten una marca de nacimiento, pero mientras que en la primera versión se tardaban más en resolver el misterio del lazo que las une, en la nueva, acorde a los tiempos actuales, todo se aclara rápidamente con una prueba de ADN.

Las Juanas conservan su nombre, pero algunas han cambiado sus profesiones.

Juana Manuela “Manny” (Zuria Vega) no es boxeadora, trabaja en un club de desnudistas como bailarina, y Juana Valentina (Renata Notni) ya no es vendedora en una tienda de electrodomésticos, ahora es periodista y está enfocada en el tema de desaparición de mujeres. Juana Caridad (Oka Giner) sigue siendo monja, aunque ya no es totalmente inocente. Juana Matilde (Juanita Arias) se mantiene como cantante y Juana Bautista sigue conectada con las energías y la adivinación, pero en este caso bajo la tradición maya.

17 Comments

Leave a Reply