Así como Milly Quezada reina en el universo del merengue dominado por hombres, de igual forma lo hace en el concurso The Voice Dominicana, siendo la única mujer entre los coaches.

“La reina del merengue” también es “la reina de The Voice” y eso quedó demostrado en la primera temporada al resultar ganador Yohan Amparo, el participante de su equipo.

En esta ocasión la merenguera vuelve a guiar a los concursantes en el concurso de canto, siendo acompañada por los otros tres coaches Edyy Herrera, Alex Matos y Musicólogo.

El nombre de Milly Quezada está escrito en la historia del merengue. Ella es casi la única en un montón de intérpretes de género masculino y ha brillado por el mundo.

Con cuatro décadas en la música sigue llevando el merengue por el mundo. Es poseedora de cuatro Latin Grammy y el reconocimiento a la Excelencia, el Premio ASCAP a la Herencia Latina, varios premios Billboard, Casandra, El Gran Soberano, Lo Nuestro y otros múltiples reconocimientos.

El merengue era un género dominado por los hombres hasta que ella hace su aparición en los años 70, Milly Quezada cambió la historia del merengue con la calidez y energía contagiosa de su voz. Siempre fiel a las auténticas raíces dominicanas del género bailable por excelencia, se ganó rápidamente el apodo de “reina del merengue”.

Durante su adolescencia formó con sus hermanos el grupo Milly, Jocelyn & Los Vecinos, y lanzó una serie de éxitos como “Volvió Juanita”, que le permitieron salir de gira por el continente americano, Europa y Japón. Quezada se retiró en 1996 a consecuencia del trágico fallecimiento de su esposo, pero regresó como solista un año después, confirmando su reputación como leyenda dominicana gracias a canciones clásicas como “Entre tu cuerpo y el mío”, “Toma Mi Vida”, “Porque me amaste” y “Para darte mi vida”. Ha ganado tres Latin Grammy.

Su propia historia y logros a través de su carrera son la inspiración que se necesita. Sus canciones han sido éxitos que han traspasado generaciones.

Leave a Reply