Santo Domingo.- Para el destacado merenguero, líder de la Banda Gorda, José Virgilio Peña Suazo los exponentes de género urbano tienen que procurar que “eso llegue a ser música”, porque ellos lo que son es creadores de sonidos. 

Peña Suazo fue enfático en asegurar que, si retornara el tiempo y se le presentara la disyuntiva de incursionar en el merengue o en reguetón, no lo pensaría dos veces y se inclina por el merengue ya que es más duradero, mientras en el género urbano se pega un tema cada mes. 

Agregó que los exponentes urbanos dependen del sonido del momento para poder cantar, cosa que no pasa si tu contrata a Fernando Villalona que te puede interpretar “la hamaquita”, “cama y mesa”, y si contrata a Sergio Vargas te puede cantar “la quiero a morir” 

Entrevistado por Héctor Herrera Cabral en el programa D´ADENDA que se difunde por Telesistema canal 11 y TV Quisqueya para Estados Unidos, el compositor y cantante aseguró que ningún otro ritmo tuvo más bailes y presencias en estas fiestas navideñas que el merengue. 

Puso como ejemplo el caso de su orquesta que tocó 25 fiestas en dicho periodo, porque en todo tu veía merengues y más merengues, porque esa música está en el ADN de los dominicanos. 

“El merengue es más duradero, la música urbana se pega un intérprete mensualmente, porque los muchachos del género urbano tienen que lograr que eso llegue a ser música, es que ellos son creadores de sonidos, por ejemplo, ellos crean sonidos, pero las letras verdaderas son las que perduran por siempre, entonces dentro de esos sonidos creados, porque son más creadores de sonidos que artistas, ellos dependen de esos sonidos para poder cantar”, enfatizó el líder de la Banda Gorda. 

Dijo que, paradójicamente, contrario a lo que se puede creer, la mayor cantidad de público que asiste a los bailes de las orquestas merengueras son los jóvenes, pese a que se tiene la impresión de que ese extracto poblacional solo le gusta el género urbano. 

“El que quiere ver que vaya a mis cuentas de redes sociales para que tu vea que quienes más las visitan son las jóvenes, porque a lo bueno el tiempo no le pasa por encima”, señaló. 

Recordó que grandes exponentes como “el General” que hace décadas causo furor, principalmente con el tema ¨dos libras de cadera, no es cadera”, y ya casi nadie lo recuerda, contrario a lo que sucede con exitosos temas de merengue que interpretaron orquestas como “la Gran Manzana”, y la del maestro Dionis Fernández, entre otros. 

“No es quizás una moda, son sonidos que ellos han creado, algunos de ellos que son muchachos muy talentosos, que ojalá se pusieran a pensar en sonidos que se quedaran para siempre, porque lo que no tiene calidad el tiempo se lo come vivo”, razonó. 

Sostuvo que “se puede decir las cosas bonitas, aunque de una manera simple, ahora el que quiera permanecer en esto tiene que trabajar en base a la calidad, porque si no, tú te va a pegar tres meses y después de fuiste para tu casa”. 

Respecto a nuevos exponentes del merengue, Peña Suazo aseguró que la sociedad genera lo que necesita, porque, “la sociedad pare lo que necesita, si mañana esta sociedad necesita 20 merengueros, lo genera inmediatamente, y mencionó los nuevos talentos como Manny Cruz, Ala Jaza, Gabriel y Techy Fatule, entre otros. 

José Virgilio dijo que el merengue no está en crisis, y más bien lo están las estaciones radiales que en su programación no colocan nuestro ritmo, llegando al extremo de que hay merengueros propietarios de emisoras que no tocan merengues en sus estaciones radiales. 

Revela un gigantesco sándwich cubano que le brindaron en el Club de la Rosario lo motivó a estudiar música 

Pese a que es uno de los más exitosos y versátil merenguero, que compone, arregla y canta, José virgilio Peña Suazo asegura que nunca fue un buen estudiante de la asignatura Educación Musical, la cual nunca pudo pasar con más de 70 punto cuando fue estudiante del bachillerato. 

Explica que cuando culmina su formación preuniversitaria tuvo que permanecer dos años más en su natal Cotuí para estudiar música como un trampolín para poder ingresar a la universidad. 

“Y después que estoy en la universidad que me falta un año para ser contador, es que me doy cuenta que yo nací para la música, la cual nunca pasé con más de 70 puntos en el bachillerato, porque yo decía que eso era para locos, recibía la asignatura en el liceo de mi pueblo a la 1PM, y salía de mi casa en la mañana con un desayuno de pan con café, porque no había recursos para que mi madre prepara otro tipo de desayuno”, dijo el líder de la banda Gorda al ser entrevistado en el programa D´AGENDA. 

Insistió en que, “Nunca pasé la música con más de 70, yo era bueno en Bilogía, en Literatura e inglés, esas materias yo liberaba con más de 95”. 

Dijo que su hermano Arturo lo invitaba a concierto porque era músico de la banda de la Rosario Dominicana, pero él atribuía eso a personas que estaban locos, porque la música no le gustaba para nada. 

“Y recuerdo que mi hermano insistió mucho para que fuera con él, hasta que me convenció, y esa noche en el club de la Rosario, que era algo impecable, con muchos lujos, y cuando me siento una joven me pregunta si quería un sándwich cubano, que es grandísimo, y me lo trae repleto de jamón, queso, papa frita, bayonesa, y refresco, y cuando me siento y le doy la primera mordida, me dije que esta era la vida que yo estaba buscando”, rememoró el reconocido merenguero en tono jocoso. 

Explicó que al día siguiente empezó a estudiar solfeo, la lectura musical, y ahí se presentó una oportunidad, y a los seis meses ya estaba tocando el bajo en la banda de música de la Rosario, pero no le gustaba porque uno de los integrantes le dijo que conocía diez amigos que habían muertos “malogrados” tocando ese instrumento. 

Dijo que, no obstantes a los inconvenientes, a los seis meses ya era el bajista del grupo, ganando un sueldo de 25 pesos por bailes, y a partir de ahí ya se conoce su historia de éxitos en la industria de la música. 

Denuncia muchos disqueros abusan y les roban a los artistas con ingresos que obtienen vía plataformas virtuales  

José Peña Suazo es de opinión que muchos disqueros abusan y hasta les roban a los artistas con los ingresos que obtienen vía la monetización que obtienen en las plataformas virtuales, y en eso influye el poco conocimiento que estos tienen de ese negocio. 

“Por ejemplo, en mi caso yo tengo muchas canciones que no pertenecen a mi catálogo de mi empresa Milloncito Publisher, y pertenecen a Musical Productions que era la empresa en la que yo estaba antes, de dicha compañía hay más éxito que de este lado mío, y cada vez que yo cobro en Milloncito, lo que me pueden pagar aquellos en tres o cuatro años, me lo ganó una sola vez con mi empresa”, detalló. 

El líder de la Banda Gorda sostuvo que, “porque también muchos disqueros abusan de los artistas, en términos bonito, les roban mucho a los artistas, porque como no se tenía esa información antes de que esa comercialización podía llegar a lo que hay en la actualidad, trae todos esos problemas”. 

“Ahora qué pasó, que cuando vino este mundo digital yo tenía más de cien canciones que eran mía, entonces cuando me pagan de esas 100, y allí habían 200, resulta que un pago de esta que me hacen una vez, es como por diez de aquella”, explicó. 

Dijo que eso le ha permitido darse cuenta del tipo de negocio que es ese, y lo que le esconden los disqueros, por eso ha hecho lo que se llama un “remaster” con partes de sus canciones, porque mediante ese mecanismo, lo que tu graba en vivo y lo sube a la plataforma de YouTube el disquero no puede hacer ningún reclamo. 

Leave a Reply