EconomíaNacional

Poder Ejecutivo emite decreto que modifica el programa FASE

By 30 de mayo de 2020 No Comments

El Presidente Danilo Medina emitió el Decreto 184-20, que a su vez modificó el Decreto 143-20 por el que se crea el Fondo de Apoyo a la Solidaridad de los Empleados (FASE), para apoyar temporalmente a los trabajadores formales del sector privado a través de una transferencia de efectivo, con el fin de contrarrestar los efectos económicos causados por la pandemia de coronavirus.

Según el nuevo Decreto 184-20, se modifican los artículos 5, 6, 7, 8 y 9.

Empresas manufactureras, micro, pequeñas y medianas empresas (PYME) de cualquier sector económico, así como cualquier gran empresa que no esté incluida en las excepciones indicadas en los literales del artículo 3 de este decreto, que sigan operando con la autorización del Ministerio de Trabajo, podrán ofrecer apoyo mensual a sus empleados a través de la FASE.

Esta contribución mensual será pagada en forma de un adelanto salarial por parte del gobierno y en nombre de su empleador por la cantidad de cinco mil pesos, “especifica el decreto en el artículo 5.

Según el decreto anterior, el gobierno pagará el 70% del salario del trabajador. Esta contribución tendrá un mínimo de RD $ 5,000 pesos y un máximo de RD $ 8,500 por mes para cada trabajador.

También establece en su artículo 6 sobre el acceso al fondo para las empresas cerradas sin suspensión de los trabajadores, que el Ministerio de Trabajo podrá autorizar la participación de la FASE a las empresas que hayan cerrado sus operaciones pero que aún estén en nómina y que figuren en la Tesorería de la Seguridad Social a todos sus empleados.

“La FASE tendrá una validez transitoria de un máximo de treinta (30) días, a partir del 1 de junio del año en curso, revisable al final de este período”, dice el artículo 7.

En cuanto al funcionamiento de la EASE, el Gobierno establece que las Secretarías de Hacienda y Trabajo, en coordinación con el Instituto Dominicano para la Prevención y Protección de Riesgos Laborales (IDOPPRIL), serán responsables de la implementación y gestión de la EASE.

A estos efectos, el Ministerio de Trabajo recibirá solicitudes de los empleadores para la suspensión de los contratos de trabajo y creará una base de datos con los datos bancarios de los trabajadores cuyos contratos están suspendidos y que son necesarios para aumentar el pago, como el nombre de la institución financiera y el tipo y número de la cuenta.

Por último, el Poder Ejecutivo establece que a partir del 1 de junio, una empresa podrá inscribir una parte de sus empleados en la modalidad FASE descrita en el artículo 4 de este decreto y otra parte de sus empleados en la modalidad FASE descrita en el artículo 5, de esta manera simultáneamente.