China. Cuando parecía que estaba muerto, Pocophone resurgió de sus cenizas con el POCO X2.

Un smartphone que llega con las dos consignas que más entusiasman al respetable: especificaciones de gama alta; precio de gama baja.

Este argumento, que puede llegar a estar incluso algo manido, es el eje sobre el cual pivote de manera irrefrenable este POCO X3 NFC.

Un hecho no menor, por cierto, el de que sea lanzado bajo esta marca y no como otra gama más de la propia Xiaomi.

Con un catálogo que no para de crecer en la casa China, diferenciarse es ahora más importante que nunca para ubicarse de manera clara tanto dentro de su oferta como de la de las empresas rivales.

Era el nacimiento, de nuevo, de una marca que se ganó alabanzas y difusión a bombo y platillo con el lanzamiento del Pocophone F1, el flagship killer del momento; el matagigantes que aspiraba a poner contra las cuerdas a los gama alta del mercado por un tercio de su precio. 

Con un peso de 215 gramos y un grosor de 9.4 milímetros no es este un aparato que ofrezca grandes comodidades en su uso, pero responde a los estándares marcados en el momento actual.

Una vez en mano, se aprecia instantáneamente el detalle de que el cuerpo no está rematado en metal y cristal, como resulta común en dispositivos de coste mayor, sino en plástico.

Su terminación resulta agradable, no obstante, y no da la impresión de ser un producto barato o de baja calidad.

De hecho, quizá muchos lo prefieran por su resistencia a los golpes frente al aluminio o el citado cristal.

Leave a Reply